CÓMO SER UN BUEN CONDUCTOR?inteligencia-vial

CON INTELIGENCIA VIAL!

Para crear cambios visibles en las vías, es necesario empezar por dar ejemplo.
Cuando maneje conviértase en un multiplicador de convivencia y seguridad.

buen-conductor

Si usted es de los que dice ser un excelente conductor porque nunca se ha estrellado ni le han sacado un parte a pesar de conducir de forma arriesgada, está completamente equivocado.

Un buen conductor es aquel que respeta las normas de convivencia en la calle. Es aquel que sabe que conducir es contribuir a que en la vía todo fluya con seguridad. Es aquel que maneja para los demás, no solo para si mismo.

Para ser un buen conductor, es indispensable hacer un uso correcto de la Inteligencia Vial, es decir, aprovechar cada una de las herramientas que el vehículo nos proporciona para garantizar nuestra seguridad, como utilizar el cinturón, ajustar el apoyacabezas y controlar la velocidad.

Si usted ha cometido una que otra infracción y quiere reivindicarse, es necesario seguir al pie de la letra algunos consejos que le facilitarán el manejo de la vía y le permitirán movilizarse con tranquilidad. Tenga presente que anualmente mueren 5.600 personas en Colombia, producto de choques de tránsito. De hecho, ¿sabía que los accidentes de tránsito son la principal causa de muerte de jóvenes entre 15 y 29 años en Colombia? Con estas cifras en mente, vale la pena pensar más en la Inteligencia Vial.

Triángulo de seguridad vial2

Si está convencido de que lo suyo es la cultura ciudadana, lea con atención estos tips que cambiarán su calidad de vida y la de todos los que lo rodean:

* DIGA NO:  Si le ofrecen un trago y usted va a conducir, diga no.  Si suena su celular y va manejando sin manos libres, diga no y conteste cuando se haya detenido.  Si un menor sin permiso para conducir le pide prestado su auto, diga no. Estos son ejemplos fáciles de realizar que contribuyen a la seguridad de las vías.

* DEMUESTRE QUE ES UNA PERSONA INTELIGENTE EN LAS VIAS:  La mejor manera de convencer a otros de utilizar la Inteligencia Vial es demostrando que usted ya lo hace ¿Usted cumple con las revisiones técnico-mecánicas reglamentarias? ¿Lleva siempre el kit de carreteras? ¿Transporta correctamente a los menores de 12 años en las sillas de atrás? Empiece por el ejemplo y así podrá demostrar lo fácil que es dejar a un lado las excusas.

* PÓNGASE EN EL LUGAR DEL OTRO:  No hay nada mejor que tratar a los otros, como le gustaría que lo trataran a uno. Pensar en el bienestar común es la mejor manera de hacer que las cosas cambien. Si no le gusta que lo cierren, no cierre usted; si le molesta que no le cedan el paso, cédalo usted también. Así mismo, evite estacionar en espacios destinados para discapacitados y supervise a sus hijos mientras aprenden a manejar. Verá cómo pronto la gente empezará a reaccionar positivamente frente a sus gestos.

* MANTÉNGASE EN REGLA: Tenga siempre todos sus papeles -como el SOAT y su licencia- al día. Aunque suene obvio, muchos conductores circulan por Colombia con documentos sin actualizar. Para que usted no haga parte de este grupo, cerciórese de la vigencia de sus papeles en el sitio web del RUNT, y conviértase en parte activa de la Inteligencia Vial.

Pida la calle y corrija a los “Schumacher” del volante
¿Usted también tiene amigos que se creen unos ases al volante? “Es que yo manejo así”, “Yo nunca me he estrellado” o “Yo sé lo que estoy haciendo” son frases comunes entre las personas que se creen buenos conductores pero que no aplican la Inteligencia Vial. Cuando se encuentre con uno de ellos, corríjalo respetuosamente. Explíquele que no basta con conducir con destreza, sino que hay que respetar las normas para que todos podamos convivir en las calles. Es posible que al comienzo se molesten, pues sentirán que usted está criticando su manera de conducir (algo en lo que se sienten muy buenos). Pero si usted les explica los efectos negativos que genera en su entorno su manera de conducir en la vía, empezará a sembrar en ellos un cambio de actitud. No dude en pedir la calle para usted y los suyos. El cambio empezamos a generarlo todos, y con un poco de responsabilidad podremos contagiar a más y más gente de la importancia de aplicar la Inteligencia Vial. ¿Usted ya lo está haciendo?
Comparta este artículo con sus amigos y seres queridos, para que todos podamos hacer parte de la Inteligencia Vial.

Deja un comentario

Nombre *
Correo electrónico *
Web